Reseña Histórica

Alonso Gamero

 

El 25 de febrero de 1923 nace en La Vela, estado Falcón, Alonso Gamero Reyes, hombre de ciencia, escritor, poeta, e insigne ser humano.

Hijo de Delia Reyes y Jesús Gamero Molina, se graduó como bachiller en la ciudad de Caracas en el año de 1940. A la edad de 19 años dicta clases de Educación Física en la Colonia Sanitaria Infantil de Los Teques, en el estado Miranda, para luego trabajar, hasta 1945, como maestro de quinto y sexto grado en la Escuela Parroquial San Juan, ubicada en Caracas.

Al año siguiente, en 1946, Alonso Gamero obtiene el título de Profesor de Biología y Química en el Instituto Pedagógico de esa ciudad. Casi de inmediato regresa a Coro para ejercer cargos docentes en los liceos Cecilio Acosta y Luis Espelozín. Durante 1947 y 1948 se desempeñó como director del Colegio Federal de Boconó, y como profesor de zoología y botánica en el Liceo Fermín Toro en la capital del país.

En 1950, culmina en la Universidad de Michigan, Estados Unidos, el Máster en Ciencias en el área de Zoología, y ese año, en la Estación Biológica de Massachusetts, dicta cursos de verano sobre Embriología de Organismos Marinos y Zoología Marina.
Entre 1950 y 1952 fue Director de la Escuela de Ciencias de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Central de Venezuela. Simultáneamente, ejerció la jefatura del Laboratorio de Biología del Instituto Pedagógico hasta el año de 1958. Dos años después, obtiene el título de Licenciado en Biología en la Universidad Central de Venezuela y resulta electo Decano de la Facultad de Ciencias de esa institución, durante tres períodos consecutivos.

Por ocho años (1950-1958), integró las juntas directivas de la Asociación y de la Fundación Venezolana para el Avance de la Ciencia (Asovac y Fundavac). Igualmente, fue miembro de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales, así como co-redactor, entre1960 y 1963, del Proyecto de Ley de creación del CONICIT.

Desde 1968 hasta 1980 -año en que fallece- continuó ejerciendo múltiples funciones académicas a nivel nacional. Fue asesor de la Universidad de Los Andes para la creación del Centro y de la Facultad de Ciencias; integró las comisiones organizadoras de la Universidad Nacional Abierta y de la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda. También fungió como asesor del área de Postgrado y del Departamento de Extensión Científica de la Universidad de Carabobo.

Alonso Gamero Reyes era un hombre multifacético, amante de la naturaleza, de los estudios, del arte y de la poesía, destacado científico y un excelente comunicador, pues produjo diversos programas de radio y televisión y escribió guiones para documentales.

El “Reino Animal”, programa trasmitido en Radio Caracas Televisión, fue premiado en varias ocasiones, al igual que el programa radial “Así es Venezuela”.

Pintor aficionado, la imagen del Libertador Simón Bolívar fue su principal inspiración.

En cuanto al aspecto sentimental, Gamero se casó dos veces, su primera esposa fue Ana Teresa Salazar, con quien engendró dos varones, Alonso e Hilario; mientras que su segundo matrimonio fue con Blanca Heredia, con quien tuvo cuatro hijos: Gabriel, Alejandro, Aura y Valentina.

El fruto de sus investigaciones quedó plasmado en las publicaciones “Zoología General”, “Guía para Trabajos prácticos de Zoología”, e “Imagen de la ciencia”; pero sobre todo, su concepción de lo que deben ser las universidades y la educación superior en Venezuela, está escrito en el documento titulado “Marco de referencia y principios educativos que sustentan el plan de estudios técnico-profesional para carreras cortas y largas”, que presentó como miembro de la Comisión Organizadora de la UNEFM, en el año 1978. Allí, Gamero afirmaba lo siguiente: “Estas nuevas universidades deben estar fuertemente ligadas al proceso productivo, siguiendo cuatro vertientes fundamentales: prestación de servicios, producción de bienes, realización de investigaciones científicas, tecnológicas e industriales y la preparación de estudios y proyectos. Así formaremos técnicos en diferentes niveles y disciplinas profesionales y futuros investigadores.”

Sobre el rol de los estudiantes refiere: “Es evidente la necesidad que tiene el joven venezolano de aprender a trabajar con las manos, pues tradicionalmente se nos forma con mentalidad burguesa y burocrática y no es este el camino más idóneo para alcanzar el desarrollo integral de Venezuela.”  

Alonso Gamero dominaba varios idiomas: hablaba correctamente el inglés y leía francés, portugués e italiano, pero sobre todo manejaba de manera magistral el arte de la palabra, ese que puede abrir ante quien lo posee, mares y océanos.

“De Nervio y de Galaxias. Sonetos irregulares y un poema a la muerte anticipada”, reúne textos escritos entre 1975 y 1980, los cuales evidencian el espíritu del autor y su esencia humana. El amor, el odio, la vida, la muerte, los jóvenes, sus amigos, su familia, Coro, La Vela, lo que deseaba, lo que añoraba y hasta lo que visionaba, son los temas tratados en el libro.

Luego de una intensa y provechosa vida, el 27 de septiembre de 1980 se apaga la llama de su corazón, pero su ideal, su legado, quedarán perennes en el alma del venezolano que ama la vida, la naturaleza, el arte y la educación, así como en la de todo hombre y toda mujer que busca hacer de sí “un gigantesco polo positivo”. Desde el 08 de octubre de 1980, el Instituto Universitario Tecnológico de Coro, mediante resolución Nº 347, publicada en Gaceta Oficial Nº 32.086, lleva orgullosamente el nombre de Alonso Gamero, ilustre educador, ejemplo de lucha y constancia, y auténtico revolucionario del saber.

 

Mgs. Ana Chávez C.N.P: 10.387