August 17, 2016

Alto Nivel de Estudios

Es importante destacar que a partir de la creación de la figura de los Programas Nacionales de Formación , el Estado venezolano reafirma su papel rector en el campo de la educación universitaria y sienta las bases filosóficas y curriculares para el diseño de propuestas de formación, primeramente de grado, pero ahora también de postgrado, cuyas características más resaltantes se expresan en las siguientes premisas:

a) Pertinencia socio-académica. El proceso educativo debe guardar estrecha relación con las necesidades: locales, regionales y nacionales, vocaciones: de los investigadores involucrados y otros actores y potencialidades de los contextos territoriales, organizaciones involucradas directa o indirectamente, en procura del conocimiento útil.

b) Formación integral. Supone el ejercicio formativo más allá de los contenidos programáticos, que debe traducirse en ciudadanos con solidez científico-técnica y humanística, así como contribuir con el proyecto ético venezolano . Su organización parte de un área-problema para dar respuesta a situaciones complejas que delinee el campo de acción desde el carácter transdisciplinario dinámico. El ejercicio formativo en los PNFA por responder a situaciones complejas, debe superar la parcialidad en el abordaje investigativo, por lo que el aporte al conocimiento debe trascender a una disciplina aunque surja de un contexto particular de aplicación.
c) Constitución de redes. En un sentido amplio, implica el trabajo articulado, cooperativo y corresponsable para la producción de conocimientos, importantes tanto para la comunidad científica, como para los distintos actores involucrados (llamese población de las IEU, interinstitucional, organizaciones o actores desde lo local, regional o nacional). Por lo que se debe adecuar a la lógica de producción y socialización del conocimiento para viabilizar el intercambio de experiencias y fortalecer desde los programas, área y líneas de investigación la articulación interinstitucional y el uso racional y eficiente de los recursos de cada IEU.

d) Articulación extra-académica. Consiste en establecer relaciones con todos los actores extrauniversitarios (poder popular, instituciones del Estado del ámbito local, regional y nacional, sectores productivos) que permitan generar insumos para el desarrollo, evaluación y seguimiento de los programas y proyectos universitarios.

e) Investigación como centro de la formación. Los ejes centrales de los PNFA son la investigación y la innovación. De esta manera se privilegia la producción de conocimiento, en forma de soluciones concretas, parciales, agregadas o totales, a problemas concretos tanto de los territorios, como de los campos disciplinares. Adicionalmente la investigación es un factor dinamizador del resto de las actividades, pues permite, entre otras, visualizar la relación dialéctica entre teoría y praxis, es decir, entre lo que postulan las teorías y lo que se visualiza, produce y recolecta en el campo. Desde allí el proceso mediador permite comprender y analizar la complejidad desde lo concreto a lo abstracto del mundo de la experiencia y del mundo de la ideas.

Una vez reconocidas estas premisas, se definen los Programas Nacionales de Formación Avanzada (PNFA) como un conjunto de actividades académicas, centradas en la investigación e innovación, dirigidas a profesionales universitarios cuyo propósito es ofrecer opciones formales de estudios avanzados, otorgando según el caso grados académicos, así como espacios para el intercambio libre de experiencias de investigación, en áreas prioritarias para el desarrollo local, regional y nacional. Al ser la investigación el eje que articula las actividades, los PNFA pueden tener diversos perfiles de egreso en función de los requerimientos territoriales para su potenciación, así como las potencialidades y exigencias asumidas en las líneas de investigación. Para que esto se materialice en la formulación de las propuestas específicas, es necesario que se ajusten a un conjunto de características que se detallan más adelante.

Por otra parte, estos programas tienen carácter estratégico por lo que su formulación, gestión y seguimiento contará, en todo momento, con el acompañamiento del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, a través del Despacho del Viceministro de Desarrollo Académico, instancia que definirá un conjunto de áreas-problema que permitirán desarrollar los PNFA . Esto quiere decir que los diseños curriculares no son patrimonio exclusivo de ninguna IEU, sino que son programas de Estado; por tanto obedecen a las políticas y lineamientos que, en este caso, estipule el MPPEU, instancia que autorizará la gestión y evaluará permanentemente la pertinencia e idoneidad de los PNFA.